domingo, 4 de diciembre de 2011

Viaje a México

Gracias a uno de esos súbitos arranques, y de posibilidades sacadas de la galera, a mediados de diciembre nos vamos a México por quince días. El plan es encontrarnos con queridos amigos y, por supuesto, pasear por esa maravillosa tierra llevados de la mano por "locales", lo que sin duda tiene un sabor especial. Y también estará el gusto particular de revisitar lugares y parajes que todavía retengo en la memoria y en algunos dibujos de viajes anteriores, en particular dos imperdibles lugares al norte del Distrito Federal: San Miguel de Allende y Guanajuato.

Recuerdo a San Miguel de Allende como un mágico enclave con una atmósfera colonial casi detenida en el tiempo, llena de umbríos rincones, placitas y deliciosas callejuelas empedradas flanqueadas por antiguas casas pintadas casi siempre en todos los tonos imaginables de ocre. Seguramente sigue flotando en el lugar el espíritu aventurero y bienhechor de Stirling Dickinson, el gestor que ayudó a conservar la magnética belleza de esta ciudad, hoy Patrimonio de la Humanidad.
Como salida de un cuento, Guanajuato creo que se lleva el premio a la imaginación... Siendo aún un refugio de tantos ejemplos del estilo colonial, tiene en el subsuelo una intrincada red de túneles para desplazarse de un lado a otro de la ciudad, que parece sacada de un libro de misteriosas aventuras. Según me contaron, fue la luminosa idea de un fotógrafo que propuso transformar los viejos túneles, por los que corrían las aguas servidas de la ciudad, en vías transitables. Una obra de ingeniería considerable que finalmente agregó a esta bellísima ciudad un toque de fantasía único en el mundo.







Creo que será divertido tomar fotos de esos lugares y al regreso incorporarlas al blog.

3 comentarios:

  1. Querido Ernesto, será un placer recibirlos en la Gran Tenochtitlán, y llevarlos a conocer algunas cosas de nuestro país. Estos "locales" (pudiste habernos llamado "nativos") están ansiosos de verlos y de presentarles a su chilpayate.

    Los esperamos con ansias!

    Los "locales"

    ResponderEliminar
  2. Ahora que re-leo la entrada, puedo interpretar que seremos los "locales" que les llevemos de la mano a pasear por esta maravillosa tierra y que se encuentren con sus queridos amigos... Vaya! uno no sabe para quien trabaja, pero bueno. Nuestro amor por ustedes es tan grande que no nos importará terminar siendo usados para cumplir sus fines, con tal de volver a verlos y presentarles a nuestro cachorro.

    ResponderEliminar
  3. .

    ?Sólo 15 días?

    Que pena no poder coincidir para tener el gusto de saludarlos.

    No olviden buscar en el Paseo de la Olla, un restaurante que algo tiene que ver con el cielo ( ¿entrada? ¿puerta?) y prueben los deliciosos TACOS JAMAIQUINOS. No se confundan con el nombre, que es alta cocina mexicana


    Un abrazo muy fuerte! Se les quiere!!

    Lety

    ResponderEliminar